¡SUBE A TU BICI!

abril 19, 2017
dia de la bicicleta

FOTOS: JOSÉ VÍCTOR ANCO VILCA

Este miércoles se celebra el Día de la Bicicleta y tres días después el de la Tierra, jornadas que nos invitan a reflexionar sobre la situación del planeta y las alternativas que se plantean frente a la contaminación, entre ellas, el uso de estos vehículos de dos ruedas y las energías alternativas.

Felizmente, cada día más perso­nas toman conciencia y se indig­nan ante esa suerte de agonía a la que se ha condenado a nuestro planeta debido a la contaminación y al mal uso de los recursos naturales, ante lo cual urgen medidas de gobierno, co­lectivas e individuales y en las que la educación debe ser esencial para impe­dir el colapso de la Tierra y de nosotros mismos. El problema es muy serio.

Nadie postula una ciudad sin auto­móviles, sería absurdo, pero sí hay me­didas prácticas que debemos tener en cuenta, como el uso de la bicicleta, ca­minar o movilizarse en transporte públi­co antes que en vehículos privados. El resultado es lograr que disminuyan los gases contaminantes y evitar las con­gestiones gigantescas de vehículos que se dan a toda hora y en cualquier punto de la capital.

“Promover el uso de la bicicleta sig­nifica darle la oportunidad y la opción a las personas para que se movilicen de forma distinta y que no necesaria­mente utilicen el auto que perjudica el medio ambiente por las emisiones de dióxido de carbono. La bicicleta es un vehículo limpio, sano y agradable, y es el medio de transporte del futuro”, afirma el alcalde de San Isidro, Manuel Velarde, sin negar que su anhelo es lograr la integración interdistrital por este medio.

Para el burgomaestre, graduado de abogado por la PUCP y con estudios en Pensilvania y Londres, la bicicleta es uno de los ejes de su gestión en cuanto a política de transporte. “Esto es muy importante desde el punto de vista personal y de la municipalidad porque nosotros, como marca ciudad, nos de­nominamos ‘Ciudad Sostenible’ dentro de nuestra propuesta de combatir el cambio climático”.

La nota completa en su Revista Velaverde edición número 197.