¿Qué está ocurriendo con los fondos de pensiones?

marzo 6, 2017

La caída de las acciones de Graña y Montero dejaron preocupados, además de a sus accionistas, a miles de trabajadores, tras enterarse de que todas las AFP peruanas tienen inversiones en esta empresa.

afp

“ Barata desbarata” es la frase más popular en estos días. La razón: las declaraciones del ex director ejecutivo de Odebrecht en el Perú están haciendo caer a más de uno. Primero fue el expresidente Alejandro Toledo, luego la ex pareja presidencial Nadine Heredia y Ollanta Humala y ahora le tocó el turno a su ex socia Graña y Montero (GyM) que siempre negó tener conocimiento alguno sobre las coimas de la constructora brasileña a políticos peruanos. Esta confesión de Barata le ha costado caro a GyM. El viernes, luego de que un semanario publicara la noticia, sus acciones en la bolsa cayeron en 33%, y aunque salieron inmediatamente a negarlo todo, eso no impidió que el lunes pasado tuvieran otra caída importante, llegando a perder el 51% de su valor en solo dos sesiones.

¿DÓNDE ESTÁ MI DINERO?

La pregunta que muchas personas empezaron a hacer luego de enterarse de que todas las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) tenían dinero de los pensionistas invertido en esta empresa fue cómo los afectaba a ellos. “Depende. En realidad solo afecta a los que se jubilan en el momento actual, y allí pueden darse dos situaciones: que en su portafolio, las AFP hayan comprado la acción cuando estaba a un precio menor al actual pese a la baja. En este sentido, su rentabilidad baja un poco, pero ese monto no es negativo.

Lo otro es que se lo hayan adquirido a un precio mayor, digamos S/ 3, allí sí habría una pérdida”, señala el economista Dennis Falvy. El especialista también asegura que en el caso de los que no están próximos a jubilarse no hay pérdida ni ganancia, sino una baja de lo que se considera su rentabilidad a la fecha, lo cual, en el caso de la renta variable, solo es válida cuando se vende la acción.

“El único caso en que habría pérdida es si la compañía quiebra, que es una posibilidad remota, pero lo es”, agrega. Sin embargo, de acuerdo a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), el valor del fondo de las AFP se redujo en casi S/ 700 millones al 28 de febrero último a raíz de la caída de las acciones de GyM, siendo el fondo 3 el más impactado.

Aunque Graña y Montero ha venido recuperándose (luego de la renuncia de todo su directorio), muchas dudas quedaron pendientes. Una de ellas era la posibilidad de que las Administradoras de Fondos de Pensiones pudieran retirar las inversiones de esta empresa, algo que para Jorge Mogrovejo, superintendente adjunto de AFP de la SBS, no era sencillo, puesto que la participación de las AFP en total es alrededor de un tercio del accionariado de GyM, por lo que la venta de acciones podría generar una pérdida mayor. Situación con la que Falvy concuerda.

“Como es una inversión, en la mayoría de los casos, para cuando uno tenga 65 años y atañe a los fondos 2 y 3, mi recomendación es no vender, si es que la pérdida por deshacerse de la acción y el porcentaje del portafolio del trabajador es fuerte. Pero ello dependerá de cómo este enorme ruido de corrupción avance”, afirma.

CONTINÚAN LAS QUEJAS

Otra interrogante que muchos empezaron a hacer fue si los afiliados a las AFP sabían en dónde estas invierten su dinero, y, al parecer, ninguno lo sabe.

“Nunca le exigimos en qué deben invertirse, simplemente les entregamos los aportes para que ellos busquen inversiones que realmente nos favorezcan y busquen rentabilidad y se incrementen y no disminuyan”, asegura Arturo Aponte Núñez, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores en Construcción Civil y de Actividades Similares en el Perú (Futccasp). Por su parte, Dennis Falvy también señala esa falta de información entre las AFP y sus aportantes.

“No me parece que haya una información de la inversión de manera prolija, pero, en todo caso, ellos le delegan eso a su AFP. Por eso existen diversos fondos de acuerdo a los riesgos que se asumen. Y es que toda inversión trae un riesgo, y en finanzas se señala que a mayor riesgo, mayor rentabilidad o también menor”, indica.

Sin embargo, para el dirigente gremial, esta situación estaría afectando los derechos de los aportantes porque la pérdida de valor de las acciones de GyM va a repercutir en la rentabilidad que debían ganar los trabajadores para que su fondo de pensiones se vea incrementado. Asimismo, Aponte Núñez sostiene que los principales perjudicados por los actos de corrupción de Odebrecht en nuestro país son los trabajadores que han aportado a las Administradoras de Fondos de Pensiones.

“Son 30 mil trabajadores afiliados a las AFP ligadas a este grupo empresarial que cotizan en la Bolsa de Valores, así como cientos de miles que son parte de los fondos privados de otras administradoras, cuya capitalización corre peligro a consecuencia del problema generado de la corrupción. Los fondos previsionales están disminuyendo en cuanto a su valor y rentabilidad”, afirma.

FALTA DE LIDERAZGO

 El secretario general de Construcción Civil también acusó al Gobierno de no tener la capacidad suficiente para atraer la inversión privada. “Ya hay una afectación a la economía, ya que han disminuido las inversiones en el sector público en un 40% y se calcula que en el sector privado en un 10%, esto quiere decir que en estos momentos, grandes proyectos de infraestructura, como grandes proyectos inmobiliarios se encuentran paralizados porque no hay confianza”, refiere Aponte Núñez. El dirigente gremial asegura que si el Gobierno no toma medidas correctivas urgentes, las inversiones seguirán disminuyendo y habrá desempleo, y las esperanzas de alivio de la pobreza simplemente se van a desvanecer. “Importantes sectores productivos como la minería, construcción y textil se han estancado, lo que podría generar despidos y desempleo”, sostiene.

¿Cómo acabará todo esto? Aunque por ahora la situación parece estar más calma (en los últimos días Graña y Montero ha tenido una ligera subida en la Bolsa de Valores tanto de Lima como la de Nueva York), aún es difícil predecir el final. Algunas personas han salido a defender a la constructora peruana (especialmente sus actuales trabajadores), mientras que otras piden que se la investigue con la misma severidad que a Odebrecht, sin importar su peso empresarial. Otros, por su parte, sostienen que hay empresas tan grandes que es imposible que caigan en nuestro país.

¿Es hora de cambiar el modelo?

La reducción del valor del fondo de las AFP en casi S/ 700 millones a raíz de la caída de las acciones de GyM, trajo consigo una serie de cuestionamientos a todo el sistema de pensiones en general. Inclusive, para el secretario general de Construcción Civil, Arturo Aponte Núñez, se debería plantear la necesidad de que existan cláusulas de salvaguarda del valor de los fondos en las AFP, es decir, que los aportes no sean afectados ante las pérdidas de las acciones de las empresas.

Otros, sin embargo, sostienen que el Estado no debería obligar a los trabajadores a afiliarse a alguna de las AFP existentes, sino que cada uno debería elegir el método de ahorro o inversión que más les convenga (como el Plazo Fijo), ya que el sistema financiero brindaría opciones más rentables que el sistema empleado por estas Administradoras de Fondos de Pensiones. Algunos especialistas aseguran que debería discutirse el sistema empleado porque son necesarios muchos ajustes, ya que si bien es un esquema ‘algo mejor’ que el de reparto, enfrenta problemas de acuerdo a la coyuntura financiera internacional.

“La situación es muy complicada por la política de los bancos centrales de los grandes países, de tasas de intereses negativas y de emitir dinero sin respaldo alguno. Además, se ha politizado mucho el tema y hay autoridades que hablan sin conocer mucho del aspecto financiero”, asevera el economista. Recordemos que el Perú copió el sistema de las AFP del modelo chileno y en ese país aseguran que este fracasó, inclusive existe un movimiento anti AFP muy fuerte que ya ha organizado marchas de protestas para eliminar este sistema. El debate ya está en la mesa. Esperemos a ver quiénes se suman a la discusión. Ante la caída de las acciones de GyM y la caída del valor de las AFP, muchas voces salieron a pedir cambios.

La reducción del valor del fondo de las AFP en casi S/ 700 millones a raíz de la caída de las acciones de GyM, trajo consigo una serie de cuestionamientos a todo el sistema de pensiones en general. Inclusive, para el secretario general de Construcción Civil, Arturo Aponte Núñez, se debería plantear la necesidad de que existan cláusulas de salvaguarda del valor de los fondos en las AFP, es decir, que los aportes no sean afectados ante las pérdidas de las acciones de las empresas.

Otros, sin embargo, sostienen que el Estado no debería obligar a los trabajadores a afiliarse a alguna de las AFP existentes, sino que cada uno debería elegir el método de ahorro o inversión que más les convenga (como el Plazo Fijo), ya que el sistema financiero brindaría opciones más rentables que el sistema empleado por estas Administradoras de Fondos de Pensiones. Algunos especialistas aseguran que debería discutirse el sistema empleado porque son necesarios muchos ajustes, ya que si bien es un esquema ‘algo mejor’ que el de reparto, enfrenta problemas de acuerdo a la coyuntura financiera internacional.

“La situación es muy complicada por la política de los bancos centrales de los grandes países, de tasas de intereses negativas y de emitir dinero sin respaldo alguno. Además, se ha politizado mucho el tema y hay autoridades que hablan sin conocer mucho del aspecto financiero”, asevera el economista. Recordemos que el Perú copió el sistema de las AFP del modelo chileno y en ese país aseguran que este fracasó, inclusive existe un movimiento anti AFP muy fuerte que ya ha organizado marchas de protestas para eliminar este sistema. El debate ya está en la mesa. Esperemos a ver quiénes se suman a la discusión.