Congreso dio campanazo de alerta sobre lluvias el año pasado

abril 4, 2017

Las conclusiones a las que llegó la Comisión Especial encargada de la supervisión, fiscalización, seguimiento y control de las acciones de prevención y mitigación del Fenómeno de El Niño del Congreso de la República, muestran la falta de interés, prevención y oportunidad para enfrentar este Fenómeno que se esperaba para el 2016 y mucho menos para el denominado Niño Costero que ha arrasado con todo durante los últimos meses del presente año.

lluviasEl informe final, fechado en junio de 2016 y al que tuvo acceso Velaverde, muestra en el capítulo VII, Conclusiones y Recomendaciones, cómo algunos gobiernos regionales, tales como de Ayacucho, Huánuco, Junín y Lambayeque nunca respondieron los oficios en los que se les solicitó sus actividades de prevención en ejecución y no realizadas por falta de transferencia de recursos u otras razones.

Ahora resulta que entre las regiones más afectadas por el Niño Costero se encuentra Lambayeque, a cargo de Humberto Acuña Peralta (APP) que cuenta cuatro muertos, 52,212 damnificados y 145,156 afectados, en tanto Ayacucho, que preside Jorge Sevilla, ya tiene nueve fallecidos.

El documento señala que hasta esa fecha no se registraba ninguna denuncia contra autoridades de los tres niveles de gobierno, por el presunto delito de omisión de funciones por no haber presentado su Plan de contingencia ante la llegada del Fenómeno El Niño.

LEY SIN REGLAMENTO

Y es que la Ley Nº 28551, que establece la obligación de elaborar y presentar planes de contingencia no fue reglamentada por el gobierno de Toledo, pese a haber sido publicada en junio de 2005.

Otro de los ítems preocupantes es que pese a que los comunicados oficiales del Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño señalaron desde setiembre de 2015 las probabilidades de las magnitudes que alcanzaría en Niño Costero de hasta un 65%, no se tomaron las recomendaciones necesarias para prevenir.

Es cierto que el evento natural no alcanzó las magnitudes previstas durante el 2016, pero los niveles de gobierno estaban informados de que el Niño Costero podía manifestarse en algún momento como efectivamente ha ocurrido.

Los Decretos Supremos del 2015 declarando el Estado de Emergencia en algunos distritos y provincias de 20 departamentos y el Callao se emitieron de manera extemporánea para realizar actividades de prevención, señala el documento; y, hasta una Resolución Jefatural del ANA declarando el Estado de Emergencia de recursos hídricos en fuentes naturales de Arequipa, Moquegua, Tacna y Puno, fue emitido después que se manifestó el déficit hídrico.

Advierte además que las comunicaciones recibidas de los Gobiernos Locales “evidencian falta de capacitación y falta de coordinación entre los tres niveles de gobierno en materia de financiamiento de Proyectos de Inversión Pública y declaratorias de estado de emergencia”.

Entre las recomendaciones se pueden destacar que el Poder Ejecutivo apruebe y publique el Plan de Acciones Multilaterales ante probable ocurrencia del Fenómeno El Niño y Temporada de Lluvias y simultáneamente el Plan de Acción ante ocurrencia de Sequías.

Sostiene que lo Decretos Supremos que declaran Estado de Emergencia deben aprobarse y publicarse en periodos que permitan la prevención oportuna, así como las normas para la ejecución de intervenciones deben establecer lineamientos y plazos para la rendición de cuentas a la Contraloría General de la República, así como sanciones por su incumplimiento.

Desastre cantado

Exhorta además al Poder Ejecutivo al cumplimiento de la Ley 29338 de Recursos Hídricos para que delimite la franja marginal de los ríos y quebradas para impedir asentamientos poblacionales, al igual que en zonas que ya están prohibidas por ley, en ese contexto pide que realice un planeamiento territorial para evitar que las poblaciones se asienten en zonas de muy alto riesgo y que se sancione a las autoridades que propician la invasión de terrenos en estas zonas.

También exhorta a los gobernadores regionales y alcaldes a cumplir con sus obligaciones y compromisos sobre la correcta ejecución presupuestal, la verificación de actividades de prevención realizadas en su jurisdicción y la conservación de los bienes adquiridos o recibidos como puentes Bailey, aulas prefabricadas, maquinarias, hospitales de campaña, entre otros.

Los gobierno regionales de Ayacucho, Huánuco, Junín y Lambayeque nunca respondieron los oficios en los que se les solicitó sus actividades de prevención en ejecución y no realizadas por falta de transferencia de recursos u otras razones.